Veracruz
ENGLISH

 

¡VIVA MÉXICO!

UNA NOCHE CON EL BALLET FOLKLÓRICO DE MÉXICO, UNA CELEBRACIÓN DE HISPANIDAD

Por Lilia Davis | Fotos cortesía de Long Center Theater

Este año celebramos nuestra herencia hispana con el Ballet Folklórico de México y el legado de la gran mujer fundadora del mismo, Amalia Hernández, cuyo centenario fue celebrado el año pasado. Este ballet ha presentado más de cinco mil actuaciones y Amalia Hernández y el Ballet Folklórico de México han sido distinguidos con más de 300 premios en reconocimiento por sus méritos artísticos, siendo el embajador artístico más querido de México.

El solo mencionar el “Ballet Folklórico de Amalia Hernández” nos produce automáticamente una gran emoción de afecto, alegría, admiración, nostalgia y respeto por las tradiciones mexicanas; y este pasado 4 de octubre, en su única noche en el Teatro Long Center de Austin, Texas no fue la excepción. Nos trajo una experiencia memorable que te lleva por un viaje histórico desde la época de los Aztecas hasta la actualidad a través de sus bailables.


Desde el momento en que el público llega y toma su asiento, la música empieza al abrirse el telón con la primera danza, el Gran Tenochtitlán. Como espectador, sientes que estás viviendo la época de los Aztecas, simbolizando con la danza los rituales en la histórica búsqueda del águila devorando la serpiente para construir la gran ciudad de México. 

Juana Gallo

Juana Gallo

Uno de mis favoritos, el bailable de Las Adelitas, te lleva a la época durante la Revolución de 1910, porque está dedicado a las soldaderas, las mujeres que se unen por primera vez en la historia para apoyara sus hombres cargando armas con ellos en la lucha de México por la libertad.

Fiesta en Tlacotalpan

Fiesta en Tlacotalpan

La pureza de los vestidos blancos ondeando con fuerza y delicadeza a la música en vivo del bailable veracruzano junto con el sonido de los zapateados de los hombres en las tarimas fue uno de los favoritos de la audiencia.

Contrastando después con el divertido baile de la calavera en rosa, celebrando el día de los muertos, donde se puede observar la influencia de la nueva generación de bailarines de baile moderno cuando la calavera rosa parecía desencajar sus huesos contorsionando su cuerpo con movimientos inesperados.

La noche siguió con más bailables y la emoción seguía creciendo cuando de repente hubo un silencio, y solo dos o tres bailarines en el escenario dieron vida a  la dramática danza del Venado, de los Indios Yaqui de Sonora conocidos por su excelencia para la cacería. Se dice que esta danza trae suerte a las cazadores. El público no dejaba de admirar y aplaudir al bailarín actuando como el venado.

Sin embargo, y como miembro de la audiencia durante la función, no pude evitar pensar que todos estos recuerdos e historias relatados a través de bailables se lo debemos a una gran mujer Amalia Hernández. ¿Pero, cómo era ella?

 

UNA MUJER VISIONARIA – AMALIA HERNÁNDEZ 

El año pasado tuve la oportunidad de entrevistar a la Amalia V. B. Hernández la única hija heredera del legado de la fundadora del Ballet Folklórico de México durante la celebración de su centenario. Y lo que más recuerda de su mamá  era su entrega, su disciplina y que no puedes dirigir sin el ejemplo. Ella me inculcó un profundo amor por México”.

Amalia Hernández - Foto cortesía del Ballet de México en USA

Amalia Hernández – Foto cortesía del Ballet de México en USA

“Antes de montar una coreografía, mi mamá viajaba en autobús por la región; se fijaba en el baile físicamente, se basaba en cuentos, leyendas y mitos de la narrativa mexicana. Así mismo adopta los colores de los textiles, comía su comida, participaba en sus danzas y lo absorbía todo. Ella era una combinación de maestra increíble, con atributos de un general de división; nos traía marchando a todos con disciplina siempre, nadie se escapaba (risas)”, dice su hija Amalia V.B. Hernández.

¿Cómo se construye una danza folklórica?

“Primero se concibe la idea y se investigan sus antecedentes a fondo: historia, tradición, leyenda, y si su carácter es festivo o religioso, hay que compenetrarse en las emociones, ver que el análisis musical sea coherente con el lenguaje y que el vestuario simbolice el significado de la danza y la región que representa. El público no ve todo este trabajo, pero cuando estos elementos están bien armonizados ofrecen un espectáculo inolvidable”, comenta Amalia V.B. Hernández .

Danza de los Matachines

Danza de los Matachines

“Para que una danza se convierta en folklórica, tiene que ser uso y costumbre de la región por lo menos durante 50 años. Por ejemplo, mi mamá compuso el bailable de la polka norteña “La Picota”, porque antes no existía”.

 ¿Qué hay en el futuro del Ballet Folklórico?

“Es fundamental que el Ballet siga siendo el Embajador de México en el Mundo. Hoy México necesita un lenguaje positivo, nuevo, representando a un país rico en tradiciones vivas. La danza folklórica seguirá, pero va evolucionando lentamente, como todo en la vida. Nuestro legado representa el pasado, el presente y el futuro al mismo tiempo puesto que en México tenemos una fusión de tradiciones africanas, árabes, gitanas, españolas y europeas en general”, expresa Amalia V. B. Hernández.

La función terminó con los músicos del mariachi tocando la música de las festividades del estado de Jalisco, la tierra de lo charros y símbolo de nacionalidad mexicana. Los bailarines llevando su elegante traje de charro junto con las mujeres vestidasde  Chinas Poblanas en rojo y blanco, ondeaban sus faldas al son de la Negra y el Jarabe Tapatío, capturando el alma de México, que parecían una visión en rojo flotando en el escenario. La gente cantaba, dejaban salir su intensa emoción que se había estado acumulando durante el transcurso de la noche gritando: ¡Viva México!

Fiesta en Jalisco

Fiesta en Jalisco

Y el aplauso del público no cesaba al coro de “!otra, otra, otra!”, exigiendo que el mariachi tocara otra canción y esta vez, los bailarines, a la agradable sorpresa de todos, se bajaron del escenario y empezaron a bailar uniéndose al entusiasmo de los invitados en los corredores del teatro. Los niños, jóvenes, madres y abuelos todos disfrutamos bailando con los bailarines para despedirlos, haciéndote sentir que el Ballet Folklórico es de México para todos. Una experiencia inolvidable para celebrar la herencia de nuestra hispanidad, que todos tienen que ver cuando menos una vez en la vida.

EL TEATRO LONG CENTER

Foto: Cortesía Teatro Long Center

Foto: Cortesía Teatro Long Center

La acústica para los bailables mexicanos fue perfecta porque el teatro Long Center en particular cuenta con elementos técnicos que no se encuentranen los mejores teatros en el país, como el blindaje de concreto para el techo, pancartas acústicas a lo largo de las paredes y una cubierta de orquesta hecha a medida para proteger la cámara de audiencias de ruidos externos y ambientales como la tos, envoltorios de dulces, tráfico y truenos. Todavía recuerdo perfectamente estas palabras de la guia del tour del Long Center la primera vez que fui y esta noche lo pude confirmar.

ENGLISH
Share: