clinton

LA MUJER HECHA HISTORIA

Ex-primera dama, senadora, secretaria de Estado, madre, abuela, esposa, e hija, Hillary Diane Rodham, mejor conocida como Hillary Clinton ha vivido en el ojo público por varias décadas, ahora haciendo historia como la primera mujer en ser la candidata presidencial de uno de los principales partidos de Estados Unidos.

Para muchos, Hillary es considerada como una figura enigmática, ícono feminista, pero a su vez ha sido blanco de desprecios y del escrutinio público por parte de sus oponentes políticos.

Una de las mujeres más trascendentes de nuestra era, que inició una fase sin precedentes en la historia política estadounidense cuando aceptó ser la candidata demócrata a la Casa Blanca, con la ilusión de continuar el legado de su marido, Bill Clinton, y el del actual mandatario Barack Obama.

Hillary nació en Chicago, Illinois, en el seno de una familia dedicada a la industria textil, un 26 de octubre de 1947. Hija de Hugh y Dorothy Rodham, cursó su educación primaria y secundaria en el colegio Wellesley Collage de su ciudad natal, donde destacó por su excelente historial académico y también por su participación en la representación del alumnado.

En 1969 entra en la Universidad de Yale a estudiar derecho y fue donde conoce a su actual esposo Bill Clinton. Durante su tiempo en la universidad Hillary se involucró en activismo orientado a la justicia social, llevándola a ser reconocida por haber pronunciado el discurso de graduación en Wellesley College en el punto álgido del movimiento antibelicista que atrajo una gran atención nacional.

Las palabras de Hillary captaron una tremenda respuesta mediática al grado que la revista Life publicó un perfil suyo. Derivado de su fama, ya se rumoraba desde entonces que iba a avanzar en el proceso político y tal vez incluso ser presidenta de los Estados Unidos algún día.

Una vez graduada como doctora en derecho en el año 1974, comienza a trabajar en Cambridge para la Children’s Defense Fund. Desde entonces dedica gran parte de su tiempo al apoyo y mejora de la calidad de vida de la infancia.

clinton2

Después de servir como abogada para el comité del Congreso encargado de investigar al presidente Nixon, Hillary se mudó a Arkansas donde enseñó derecho penal, procedimiento penal y abogacía, además de dirigir el consultorio de asistencia jurídica y proyectos en las prisiones. El 11 de octubre de 1975 se casó con Bill Clinton, en una pequeña ceremonia en Fayetteville, Arkansas.

Hillary continuó trabajando como abogada en la firma de abogados Rose, donde fue la primera mujer asociada y, luego, la primera mujer socia.

En 1977, co-fundó la organización de Defensores de los Niños y las Familias de Arkansas, uno de los primeros grupos defensores de los niños en el estado.

Luego de que Bill se convirtiera en el gobernador de Arkansas, Hillary hizo que su misión como primera dama fuera mejorar los sistemas disfuncionales de cobertura médica y educación del estado.

Después de décadas de lucha en nombre de los niños y las familias, Hillary y Bill crearon su propia familia en 1980. Su hija, Chelsea, fue llamada así por la canción de Joni Mitchell “Chelsea Morning”.

Sin embargo, cuando Bill Clinton se postuló para la reelección como gobernador y perdió, Hillary tomó las riendas del destino político de su esposo, planificando la batalla para recuperar la gubernatura, pero sobre todo persuadiendo a Bill de adoptar posturas más flexibles y pragmáticas en temas que habían provocado su derrota.

El día que Bill anunció su candidatura para recuperar la gubernatura, justo en el segundo cumpleaños de su hija Chelsea, Hillary le obsequió una foto enmarcada con la frase “El segundo cumpleaños de Chelsea, la segunda oportunidad de Bill”.

Desde entonces asumió un papel dominante y pragmático en términos de política, estrategia y planificación dentro del gobierno.

Bill fue elegido presidente en 1992, pero su rol como primera dama no pasaría desapercibido, es por ello de su tan famosa frase, “No voy a sentarme y hornear galletas todo el día”, justo cuando su esposo Bill, entraba a la Casa Blanca.

Como primera dama, Hillary lideró la lucha para brindar cobertura médica accesible a todos los estadounidenses.

Trabajó con republicanos y demócratas para ayudar a crear el exitoso programa de Seguro de Salud para los Niños (CHIP), la mayor expansión de cobertura médica desde la aprobación de Medicaid en 1965.

En el 1995, Hillary lideró la delegación estadounidense en la Cuarta Conferencia Mundial de las Mujeres de la ONU en Pekín. Su mensaje se convirtió en un lema de lucha para toda una generación sobre los abusos contra los derechos humanos.

En 1996, Bill es reelegido, pero su esfuerzo y lucha constante por sus ideales continúa.

Con su esposo a su lado y unos 11,500 demócratas apoyándola, recibe el nombramiento del Senado por Nueva York, en el 2000, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar ese escaño. Gracias a su trabajo y compromiso, Hillary fue reelegida al Senado con el 67% de los votos, en el 2006.

En enero de 2007 decide convertirse en la primera mujer presidenta de los Estados Unidos, y pese a que durante todo el año estaba como favorita en las encuestas nacionales, tras comenzar las primarias de las elecciones del 2008, fue derrotada por Barack Obama.

Cuando no logró alcanzar suficientes votos, ella le dijo a sus seguidores “aunque esta vez no pudimos romper esa barrera tan alta, y difícil, gracias a ustedes esa barrera ahora tiene casi 18 millones de fracturas”. Pero su vida política no paró ahí; el primero de diciembre del 2008 fue nombrada la 67ª Secretaria de Estado, estableciendo récord como la secretaria con el mayor número de viajes mientras estuvo en su cargo. Su rol fue determinante para comenzar a restaurar la posición de los Estados Unidos en el mundo. Ella ayudó a dar forma a la conversación global.

clinton3

Estableció como una prioridad de la política exterior de Estados Unidos el avanzar el estatus de las mujeres y las niñas en el mundo, trabajando para eliminar los obstáculos que limitan a las mujeres y las niñas de alcanzar su potencial. Se enfrentó al tráfico sexual, amplió las oportunidades para las mujeres y las niñas en la educación y los negocios. Asimismo, lideró la lucha por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para combatir la violencia sexual contra las mujeres y las niñas en las zonas en conflicto.

Fue una firme defensora de los derechos de las personas LGBT en los Estados Unidos y en el extranjero y luchó para ampliar los derechos humanos, la libertad de internet y los derechos y oportunidades para los jóvenes en todo el planeta.

En el 2014, Hillary comenzó una nueva etapa en su vida, la de ser abuela, una faceta que la enorgullece y llena de vida.

Fue el 12 de abril del 2015, cuando Hillary anuncia su campaña para la presidencia. Desde entonces, su misión ha sido escuchar a las familias sobre los problemas y desafíos que enfrentan a diario en sus vidas.

Una mujer que ha comprobado tener las agallas para enfrentar adversidades, pero sobre todo, que ha demostrado una gran perseverancia.

Incluso el propio Obama ante una multitud de casi 5,000 delegados del partido demócrata en Filadelfia, dijo que nunca hubo un hombre o una mujer más capacitado y mejor preparado que Hillary Clinton para ser presidente de Estados Unidos, incluyéndose a sí mismo y al ex-presidente Clinton en la lista.

“Nada te prepara realmente para las exigencias del Salón Oval. Hasta que te sientas ante esa mesa, no sabes cómo es administrar una crisis global, enviar gente a la guerra. Pero Hillary ya ha estado en ese salón; ha sido parte de las decisiones”, dijo Obama.

El partido espera ahora poder suceder a Obama, el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos, con Hillary, quien sería la primera mujer.

clinton4-copy

IMPACTO FEMENINO GLOBAL

El mundo se encamina hacia un histórico liderazgo de mujeres, ya que podría pasar, por primera vez, que las tres principales potencias, Alemania, Gran Bretaña y Estados Unidos, sean gobernadas por mujeres.

Si Hillary ganara las elecciones de noviembre, el mundo asistiría a un hecho histórico y completamente novedoso. Se convertiría en la primera mujer que llegue a la Presidencia de Estados Unidos, pero formaría parte, además, de un trío de mujeres que gobernarían simultáneamente las tres principales potencias del mundo occidental.

Efecto que se pronunciará aún más, cuando elijan a una de las seis candidatas a la secretaría general de las Naciones Unidas (ONU), uno de los organismos políticos más importantes, aunado al actual liderazgo del Fondo Monetario Internacional (FMI), instancia financiera más poderosa del mundo que es encabezada por una mujer en la actualidad.

Todo esto será mera coincidencia, o será que finalmente el bloqueo femenino en el poder se quebró. Sea cual sea la razón, parece ser que la hora de la mujer llegó.

Comida: Lo picante, pero su delirio es el chocolate.
Libro: Los hermanos Karamazov, de Fiódor Dostoyevski
Autor: Laura Hillenbrand
Películas: El Mago de Oz, Casablanca y Memorias de África
Actriz: Meryl Streep
Actor: Robert Redford
Moda: Traje Sastre
Deporte: Natación
Pasatiempo: Jugar con sus perros
Frase célebre: “Una mujer es como una bolsita de té, nunca se sabe lo fuerte que es hasta que se encuentra en agua caliente.” Eleanor Roosevelt

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *