En La MesaEspecial

TAMALE ADDICTION – Una Mezcla de Tradición y Creatividad

tamale

Tamale Addiction, un negocio de familia, saludable y artesanal, con sabores y especias mexicanos.   Sus ingredientes son orgánicos,  locales y naturales.   Sus tamales son una mezcla de tradición y creatividad.

Sus dueños, Adrián y Mariana, son originarios de la ciudad de México.   Hace 10 años Adrián vino a los Estados Unidos a trabajar, dejando a su esposa y dos hijas en México.  Primero llegó a Los Ángeles donde trabajó en su profesión de diseñador industrial.  Después de 4 años, debido a la recesión económica,  decide venir a vivir a Austin y esta vez lo hace junto con su familia.

Tamale Addiction no siempre fue el plan original de sus negocios.  Nunca pensaron que fueran a trabajar en la industria alimenticia.  Más bien fue el resultado de varias circunstancias.  Esto sucedió después de intentar tres cosas.

Tres Intentos

Primero empezaron haciendo postres como gelatinas, flanes, arroz con leche.  Esto no funcionó muy bien porque no tenían armada la infraestructura para este tipo de postres; por ejemplo, no contaban con el equipo de refrigeración y reparto.  Además pensaban que no existía la cultura apropiada para apreciar este tipo de postres en Austin.

186A2755

Después se dedicaron a hacer algo saladito como flautas, pero más originales  – flautas gigantes de tres tipos: de carne de res, de pollo y de verduras.   Pudieron rentar un tráiler y les fue relativamente bien.  Hasta que el dueño les pidió el local  y no pudieron continuar con el tráiler.

Continuaron en el negocio alimenticio con un tipo servicio de hostelería o catering para eventos.  Para esto tuvieron que hacer uso de las recetas de sus abuelos, que eran de Oaxaca.   “Afortunadamente siempre tuvimos la tradición familiar de cocinar los fines de semana para todos y ahí aprendimos mucho de lo que ahora utilizamos”.  Uno de los eventos fue para el Museo Mexic-Arte.  Ahí fue la primera vez que incluyeron tamales en el menú,  donde tuvieron buena reacción del público, pero no lo vieron como su negocio principal.

Más tarde conocieron a una persona que trabajaba en el Farmers Market o mercado de pequeños productores.  Para ser sinceros,  dice Adrián, no sabíamos qué era eso, después vimos que era algo como un  tianguis  en México.   Quisieron vender sus productos ahí, pero les dijeron simple  y sencillamente  que “ustedes no tienen lo que necesitamos”.  Esto es,  necesitábamos ingredientes orgánicos, locales y naturales, aclara Adrián.

Pregunta Mágica

Desilusionado,  Adrián se dedicó a seguir buscando algo dentro de su profesión de diseño industrial.   Un día, le llamaron del SFC – Sustainable Food Center, o Centro Sostenible Alimenticio, para diseñar un tipo de kiosco para enseñar a la gente los diferentes procesos de manejar la basura,  como el  reciclado,  compostaje  y vertederos.   Le interesó mucho el proyecto, diseñó y fabricó un modelo con partes enviadas desde México, lo presentó al Centro  y  al fin aceptaron su diseño.    Casualmente, la persona encargada de este nuevo proyecto era la misma que les había negado el permiso para vender sus productos en el Farmers Market.  Entonces  les  hizo la pregunta mágica: “¿Ustedes no venden tamales?” Hay un espacio disponible para vender tamales porque la persona que los vendía  ya no los hace”.  Nosotros contestamos inmediatamente que sí, todavía inseguros de cómo lo haríamos, pero con la seguridad de no querer perder esa oportunidad.  Entonces así empezamos.

186A2863

Los primeros tamales

Todavía recuerdo todo exactamente como si fuera ayer.  El primer sábado de febrero del 2010, vendimos nuestros primeros tamales.  Habíamos preparado sólo 80 tamales.   Para nuestra gran sorpresa, se vendieron todos en sólo una hora.   No lo podíamos creer. Al siguiente sábado duplicamos la producción y se vendieron todos los tamales también.  Así continuamos y ampliamos la venta de nuestros productos a otros Farmers Markets en Austin. Actualmente estamos preparando 1,500 tamales por día y vendemos en varios lugares en Austin y San Antonio.”

Tamales artesanales y tradicionales

Pensamos que una de las cosas que nos hace diferentes a los demás es que no usamos máquinas para preparar los tamales.  Son artesanales.  Hechos a mano.  Aunque existen máquinas que podrían hacer los tamales más rápido,  se llega a sacrificar su textura y  el sabor. Esto es porque el relleno se tiene que moler y  hacer una textura como un puré para que los tamales puedan pasar por la máquina.  La mayoría de los supermercados los venden con este tipo de relleno.  Nosotros no quisimos eso.  Preferimos hacer el relleno a mano, y así encontrarán verdaderos pedazos de carne en nuestros tamales.  La textura es diferente y más sabrosa y se asemeja más al tamal tradicional que comemos en México.

Envoltura, Textura y Tamaño

Mariana nos explica que las principales diferencias en sus tamales radican en su envoltura: de hoja de maíz o de hoja de plátano;  su textura: porosa, o densa y suave;  y su tamaño: pequeño o grande.  No olvidando las diferencias propias de cada uno en sus sabores.

Recorriendo el menú de Tamale Addiction con Mariana nos comenta que los tamales con envoltura de hoja de maíz tienen una textura porosa y son generalmente de un tamaño pequeño a mediano. Las usamos principalmente en los tamales de Carnitas de Puerco con salsa de tomatillo, chiles serranos y cebolla y  en los tamales de Pollo en mole  con pechuga de pollo deshebrada y salsa de mole, preparada con chiles secos, diferentes tipos de nueces, condimentos, especias y chocolate.  Nuestros tamales de Puerco al Pastor se inspiran en los famosos tacos callejeros con el mismo nombre y hacemos una osada transformación a tamales gourmet con una combinación de pedazos de puerco marinados tipo al pastor, con piña y cebollas.

La envoltura de hoja de maíz también acompaña perfectamente a nuestros tamales  vegetarianos, como en el caso de los tamales de nopalitos,  con tiras de nopales reahogados en aceite de oliva y sazonados con un poquito de orégano y los tamales veganos, especialmente el Xóchitl, basado en la sopa tradicional Xóchitl,  que se convierte en un delicioso tamal al combinar chiles poblanos rostizados, calabacitas, elote, epazote y queso fresco.  Este es uno de nuestros tamales favoritos.

Los tamales con envoltura de hoja de plátano por lo general son un poco más densos y de textura muy suave.  Nuestro tamal Chiapaneco es una receta extraordinaria del sur de México, de pechuga de pollo desmenuzada, mole, ciruelos, plátanos fritos y aceitunas verdes.  Los tamales de Tinga de carne de res y carne de puerco estilo Oaxaca también son cocinados en hojas de plátano. Todos estos tamales pueden ser acompañados con salsa verde con Jalapeños Rostizados  o  roja con Chile de Árbol Rostizados.

Adrián nos comenta que los tamales dulces son muy ricos pero a algunas personas les cuesta trabajo imaginarse un tamal con sabor dulce y no se animan a probarlos.   Mariana y Adrián los invitan a que los prueben, ya sea el tamal de fresa, el exótico tamal de guayaba o el tamal de chocolate.  ¡No se arrepentirán!

Planes para el futuro

Los planes para el futuro incluyen preparar nuestros tamales para que se vendan en tiendas.  Esto incluye poner dos tamales en una bolsita especial para calentarlos al vapor y que se puedan comer frescos.  Estas bolsas de plástico son diseñadas exclusivamente en Inglaterra y cuentan con la tecnología para calentarlos al vapor.   También quisiéramos formar una franquicia, no de restaurantes, sino de tiendas de venta de tamales.

Premios

Es difícil sobresalir en la industria de tamales porque hay muchos tipos de tamales diferentes en el mercado.  Cada región en México tiene sus propios sabores, así como cada familia tiene su propia tradición.  Sin embargo, la gran calidad de su producto y el trabajo y esfuerzo que Adrián y Mariana han depositado en su negocio ha resultado en que  Tamale Addiction haya sido reconocido con premios por varias entidades de la industria alimenticia y la comunidad en Austin en los años  2011 y  2013.

Adrián quisiera aclarar que Tamale Addiction no podría llegar aquí sin la ayuda y colaboración de su esposa Mariana.  Es un trabajo verdaderamente de equipo. Adrián trabaja en logística, diseño de empaque,  suministros, gestión de permisos con la ciudad, contabilidad y  contratos nuevos.   Mariana, que estudió Relaciones Públicas, se encarga de hacer y supervisar la preparación de los tamales diariamente, con 5 a 6 empleados en su fábrica de tamales.  Ella es el pilar del negocio en cuanto a la preparación de comidas, recetas, manejo y entrenamiento de  personal.  Adrián dice orgullosamente que, “detrás de todo buen negocio de familia, siempre se encuentra una gran mujer.”

Pueden probar los productos de  Tamale Addiction en los Farmer Market en Austin y San Antonio, y también en  Book People Café, Dominican Joes Café, y Food Food, entre otros.   Visite nuestra página web:  www.thegardenerfeast.com para mayor información y para ordenar sus tamales.

Por: Lilia Davis
Fotos: Daniel Cavazos

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *