Especial

CECILIA BRITTON, Cardióloga Pediátrica con Un Gran Corazón

cicilia

Por: Lilia Davis

Sus pequeños pacientes han sobrevivido problemas del corazón y no escatima esfuerzo alguno para seguir luchando y salvarle la vida a muchos niños más.

Cada noche, al recostarme sobre la almohada escucho los latidos de mi corazón, acompañado de un soplo – “flush, flush”-, lo escucho y después me arrulla para dormir. Lo he tenido toda mi vida y soy afortunada de tener lo que llama un “soplo inocente”, o cardiopatías congénitas, que he podido tener una vida normal, pero fácilmente hubiera nacido con un “soplo no-inocente”, que pudiera haber estado en peligro inmediatamente después de haber nacido y tal vez a estas fechas no estuviera escribiendo este artículo. Así de sencillo.

Los fallecimientos por un problema de corazón representan la segunda causa de muerte en México, en niños menores de 5 años que no reciben tratamiento oportuno. Afortunadamente hoy en día, existen doctores especialistas con una excelente preparación y gran dedicación que, uniendo fuerzas con fundaciones sin fines de lucro, como Cardio Chavitos de Monterrey, N.L. México, pueden brindar una esperanza de vida a estos niños. Una de estas especialistas es la doctora Cecilia Britton.

Nos tardamos varios meses en coordinar la entrevista con Cecilia debido a que seguido se encontraba al lado de la cama de sus pequeños pacientes luchando por su vida, sin escatimar ningún tipo de esfuerzo en tiempo, dedicación y entrega a su profesión. Nos sentimos afortunadas y orgullosas de poder contar con la colaboración de Cecilia para compartirla con las lectoras de La Revista Mujer.

cecilia2

CECILIA BRITTON  

Cecilia bien podría ser una superhéroe en las historias de los cuentos para niños, pero existe en la vida real, y con su bata blanca libra más batallas que ninguna otra. Su gran pasión por la medicina y por salvar vidas de pequeños angelitos con problemas del corazón es incansable, ejemplar y conmovedora.

Cecilia nació en la ciudad de México, sobrevivió el terremoto de 1985 dentro del elevador de los departamentos en que vivía junto con su madre soltera, quien la educó con mucho amor y decidió llevarla a vivir a Guadalajara después de ese incidente. Inició la carrera de medicina en Tampico, Tamaulipas y su último semestre lo hizo en el Hospital Metodista de Houston, Texas.

Más tarde llega a Monterrey para hacer su internado de pregrado y servicio social y así continuó su extensa y rigurosa preparación médica durante 16 años entre la ciudad de México y Monterrey en varias instituciones de prestigio y aprendiendo con excelentes doctores en la especialidad de cardiología.

A raíz de su primera misión en la República Dominicana en 2009 realizando cirugías de corazón a niños de escasos recursos, se enamoró de la cardiología pediátrica. Ha estudiado también una Alta Especialidad en Intervencionismo de cardiopatías congénitas, haciendo lo que más ama,   ayudar a los niños con problemas de corazón. El entusiasmo de Cecilia es tan contagioso que te inspira desde los primeros cinco minutos que hablas con ella. Veamos.

¿Eres la única doctora que hace las operaciones de los niñitos?

Soy la única doctora mujer con las especialidades en cardiología pediátrica, ecocardiografía e intervencionismo cardíaco participando con Cardio Chavitos. En general somos pocas las doctoras que hacemos intervencionismo en el país. Para mí es una experiencia que no cambiaría por nada; adoro ayudar a estos niños porque nos dan un gran ejemplo de alegría, valentía, fortaleza y lucha.

cecilia3

¿Que son cardiopatías congénitas?

Se dice que es una condición congénita cuando se hace presente desde el nacimiento, tienen su origen al comienzo del embarazo, cuando se está formando el corazón. Las cardiopatías congénitas pueden afectar a cualquiera de las diversas partes o funciones del corazón y constituyen uno de los defectos de nacimiento más comunes, siendo la causa principal de las muertes debidas a defectos de nacimiento.

¿Qué es lo primero que hay que hacer cuando se hace un diagnóstico de esta índole?

Una vez diagnosticado, lo primero que se debería hacer es categorizar la gravedad de la enfermedad y ofrecer apoyo médico, psicológico y humano cobijando no sólo al bebé con la enfermedad sino a toda la familia. Muchos de los pacientes que llegan a Cardio Chavitos llegan mal diagnosticados, por lo que siempre les brindamos una segunda opinión.

¿Qué se ha hecho para reducir los índices de mortalidad de niños con cardiopatía congénita?

La cardiología pediátrica ha ido evolucionando a pasos agigantados y los cambios en los últimos 20 años han permitido que haya mayor sobrevida, incluso en patologías graves que anteriormente eran causa de muerte en el primer año de vida de estos niños. La detección de cardiopatías en niños se hace cada vez a edades más tempranas, incluso antes de nacer, lo que permite preparar a las familias ante un reto tan grande.

Esto es súper importante porque estas cardiopatías pueden ser tan pequeñas que un niño puede aparentar ser normal y sano durante muchos años, o, por el contrario, ser tan graves que su vida puede peligrar inmediatamente después de nacer.

¿Les han ayudado hospitales o doctores de otros países?

Hemos sido afortunados de tener colegas profesionales de la salud, (médicos, enfermeros, perfusionistas), principalmente de Estados Unidos y también de Argentina, que han ayudado en nuestra misión. Actualmente estamos trabajando en una siguiente campaña de cateterismos en donde invitaremos a un Hemodinamista (cirujanos con alto nivel de entrenamiento) de Estados Unidos para que se una a este gran esfuerzo.

¿Qué es lo más desgastante de tu trabajo?

Para mí es la parte emocional ya que me involucro mucho con las familias de los niños, así es que ya te imaginarás que cuando las cosas no salen como quisiéramos, me es imposible no sentir empatía y parte del dolor de la pérdida de un guerrero en estas batallas. En fin, la vida sigue y lo importante es aprender de estos niños que nos dejan mucha enseñanza.

¿Cómo te desahogas de ese ritmo de trabajo tan intenso?

Disfruto mucho de las cosas sencillas, de los momentos con la familia y con los buenos amigos. Me apasiona viajar, conocer nuevos lugares y gente. Leo mucho otras cosas que no son de medicina. Mi otra gran pasión es escuchar música, y así que uno de mis hobbies favoritos es ir a festivales de música.

¿Por qué estudiaste medicina?

Creo que nunca me vi en otra profesión. Por el trabajo de mi mamá pasé mucho tiempo en hospitales y creo que eso de alguna manera influyó. Si me preguntas qué otra cosa me apasionaría como profesión sería la arqueología; siempre me sorprende y emocionan esos documentales en donde encuentran alguna pirámide con restos ancestrales (jajaja).

¿Cuáles son tus planes para el futuro?

Seguir trabajando con la fundación de Cardio Chavitos ya que cristalizan en hechos los sueños de muchas personas, incluyendo los míos como médico. El trabajo que realiza Alfredo Gómez, el presidente de la fundación, es de tal transparencia y basada en el AMOR que realmente yo espero en los próximos muchos años seguir trabajando en conjunto con ellos para ayudar a muchas más familias reparando corazoncitos. ¡Juntos seguiremos trabajando para hacer más historias felices!

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *