Perfil

Maribel Lieberman: La embajadora del Chocolate

maribel-lieberman

Por Lilia Davis

Dejando su legado con una dulce trayectoria desde Honduras, Estados Unidos y Japón

Hondureña que inspira a mujeres y al mundo. Una mujer trabajadora, apasionada y creativa, cualidades que le ayudaron a  construir su imperio de chocolates llamado Mariebelle Chocolatier, en SoHo, Nueva York.  Nos cuenta su historia y nos dice que la clave de su éxito es simple, sencillamente la perseverancia y seguir reinventándote.

Sus chocolates son verdaderas piezas de arte con chocolate adentro.  Su primera venta, tras apenas unas horas de inauguración de su local, fue de 2,000 dólares en productos de chocolate y  meses después crea su producto estrella: El Chocolate Azteca, que lo han nombrado “una bebida de los dioses”, por su exquisito sabor. Sus productos son ahora famosos en varios países, como Japón.

Le pedimos a Maribel resumir su historia como si fuera una caja de chocolates con imágenes de arte y así  viajamos con ella desde sus principios hasta llegar a la mujer que es hoy.  Empezamos así:

numero-1#1.  Nació en Jutiquile, Olancho, Honduras.  Su padre,  telegrafista, Mariano Martínez, y su madre, costurera,  Bertha de Martínez. Eran 8 de familia.  ¿Cómo te ayudó haber nacido ahí? Tuve la suerte de pasar los años más importantes de mi vida en contacto con la naturaleza. Fui una niña feliz en el campo. En la finca de mi familia teníamos un enorme árbol de cacao. Así aprendí a apreciar la planta de cacao desde mi infancia.

#2.  Su mamá era la gran chef en la casa. Ella le enseñó mucho sobre la cocina en general y sobre la preparación de los dulces en particular. “Fue mi primera incursión en la industria de la confección de dulces.  Vendía caramelos cuando sólo tenía 8 años, y la cocinera de mi casa me los preparaba, yo le pagaba un centavo de los dos centavos que mi madre nos daba diario. Con esta experiencia aprendí a delegar”.

#3. Llegó a N.Y. para estudiar Diseño en el Instituto Parsons. Maribel llegó a Estados Unidos cuando tenía 18 años,  decidida a salir adelante. Primero llegó a Washington y aprendió inglés, convencida de que el idioma es esencial para salir adelante, luego viajó a Nueva York y se adentró en el mundo del diseño de modas en el Instituto Parson.

#4. Maribel’s Gourmet Cuisine catering. Antes de crear su empresa de chocolates emprendió el proyecto gastronómico: Maribel’s Gourmet Cuisine.   Esto le permitió estudiar gastronomía en diferentes países y seguir el entrenamiento como chef. Durante cinco años tuvo una compañía de eventos que le permitió relacionarse con grandes clientes como la ONU, Christian Dior, Channel.

#5. Shiseido. Su trayectoria profesional de 7 años en la compañía japonesa de cosméticos Shiseido le permitió manejar el área de mercadeo y le abrió los ojos a otros horizontes. Representante de ventas en varios territorios. Admira la filosofía de la empresa y su cultura en Japón y esto le ha ayudado mucho en sus negocios en Asia.

numero-2-1#6. Lunnettes et Chocolat. Mi primera tienda. “Tuve la suerte de haber llegado a Nueva York, una ciudad cosmopolita y con mi amiga diseñadora de lentes, abrimos la  tienda Lunettes et Chocolat. Ella vendía los lentes y yo, dulces y chocolates”. ¿Qué aprendiste allí?  “Fue un laboratorio inicial de mis chocolates.” Ahí empezó a atraer clientes de Japón, porque decían que su atención al detalle en los chocolates parecía como la comida sushi.

#7. Maribelle Chocolatier en Soho, N.Y. 2001. Maribel decidió crear su propia línea de chocolates, con recetas hondureñas, españolas, francesas y después japonesas. Luego mezcló sabores mediterráneos, orientales y latinoamericanos. ¿De dónde se surte el chocolate?  Al principio me surtía de chocolate de África y otros países, pero después de 12 años he regresado a Honduras a visitar a los ONG, el grupo FHIA, Fundación Hondureña de Investigación Agrícola. Actualmente la materia prima para mi negocio proviene de 60 mujeres agrícolas en Honduras.

#8. Su esposo. Maribel conoció al pintor belga Jacques Lieberman,  cuando estudiaba en el Instituto Parsons de Diseño, quien conquistó su corazón, y contrajeron matrimonio. ¿Tu esposo ayuda en los diseños? Si, el pintó las primeras 10 imágenes.  Sólo podrían usarse 2 colores. Ahora hay 5 a 6 colores. Son hechos de manteca de cacao y cada color se tarda 24 horas para secarse. Es un proceso largo.

numero-3#9. El arte. “Soy artista de corazón” exclama Maribel. El trabajo de arte se crea en NY y se manda a París donde utilizan  la técnica de serigrafía y después se regresan las imágenes a Nueva York, y se transfieren en el chocolate. Esto es un factor visual que sobresalta sobre los demás. “Pensé como se hace en Fashion,  colecciones cápsula y empecé a hacer diferentes líneas de chocolate de imágenes del estilo de vida en Nueva York, y lo que sucede en la ciudad”. Mi tienda era antiguamente una galería de arte que me encantaba.  Ahora sigue siéndolo, pero ¡con chocolates!

#10. Su hija Angelina le ha motivado también a ampliar su gama de sabores. Por ejemplo chocolates con leche,  y una línea de chocolates para niños. ¿Tu hija muestra interés en la industria de los chocolates también? “No, ahora el único interés que tiene es en ¡comerlos!”

#11. Maribel en la Cima. En Agosto 2013, la organización Women in the World Summit, celebró los logros de más de 150 mujeres que transforman al mundo por medio de sus acciones y Maribel fue nombrada una de ellas. “Ser invitada a tan importante evento con presentadores como Hillary Clinton, Angelina Jolie, Meryl Streep, y Oprah Winfrey fue un honor. El motivo por el que me invitaron es porque soy una mujer latina con una larga trayectoria para llegar donde estoy. Estamos poniendo nuestra marca en Estados Unidos.”

numero-4#12. Maribel  Ayuda a la comunidad. Está fuertemente ligada a diferentes iniciativas, como Save the Children New York, que promueve los derechos de los niños; orgullosa, que apoya a mujeres latinas emprendedoras en Estados Unidos y Honduras Global, que motiva a los jóvenes que desean emprender sus propios negocios.

#13. Maribel en Asia. “El mercado japonés es muy diferente al de Estados Unidos. Demanda perfección. Aprecian mucho lo visual, y claro, todos los ingredientes naturales”, explica Maribel. “Kioto es una ciudad adorada por los japoneses y el mundo. Desde la apertura de MarieBelle en Kioto, la marca ha ganado mucho respeto entre el consumidor asiático, convirtiéndose en su segundo mercado después de Estados Unidos.  Su nuevo proyecto llamado Cacao Market en Japón ha sido un éxito y empezando también en N.Y.

Maribel finaliza su entrevista con un consejo para las lectoras de La Revista Mujer: “Toda mujer, madre o no, tiene que hacer su propio mundo, porque somos tan capaces como los hombres. Tenemos la obligación de aprovechar la mente que nos dio Dios y dejar un legado en esta vida“.  Colecciona tus deliciosas piezas de arte con chocolate y visita a www.mariebelle.com

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *