Foto: Lucero Salinas © Encanto Rojo | Locación: Confluence Park River Pavilion

ENGLISH

UN DIÁLOGO CULTURAL con MÓNICA DEL ARENAL

Por: Lilia Davis

Arquitecta, Escritora y Consultora de Arte y Cultura / Arte Público de San Antonio.

Arquitecta mexicana originaria de Pachuca, Hidalgo, Mexico. Mónica del Arenal, una mujer que simboliza cultura en toda su extensión. Su trayectoria profesional es tan extensa como las 35 páginas de su curriculum vitae, un testimonio de su carrera precursora del arte.  Ex- Directora del Instituto Cultural de México en San Antonio, obtuvo el Premio Visionary Award 2017 de la Cámara Hispana de Comercio de San Antonio, como una de las mujeres que dejan marca en el mundo. Este verano empieza una nueva etapa profesional como Consultora de Arte y Cultura / Arte Público de San Antonio. Se expresa sobre la celebración del Tricentenario, la inmigración de hispanos y la influencia de las mujeres en la cultura de San Antonio. 

Mónica cuenta con extensa preparación en Restauración de Monumentos de Arquitectura, con estudios en la Universitat Politècnica de Catalunya y el University College London donde cursó Edificios Históricos, Colecciones y Sitios: Estrategias Sustentables para Conservación, Gestión y Uso, así como Conservación del Patrimonio Edificado en el ICCROM de la ciudad de Roma, en participación con el Centro Internacional de Estudios de Herculano. En el 2011 obtuvo el Premio Anual de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística y el Premio de Impacto Social de la XX Edición del Premio Obras CEMEX, por el Proyecto de Identificación del Patrimonio Arquitectónico y Urbano de la Zona Metropolitana de Guadalajara ‘La Ronda’. Vivió en Sevilla, España y fue parte del equipo de Cruz y Ortiz Arquitectos en el proyecto del nuevo Museo Rijksmuseum en Amsterdam. Autora de Guía de Arquitectura de Guadalajara (Arquine, 2016) y Guadalajara/Alarifes, Catrines y Bicicleteros (Albertina 2010) y de varios documentales que le han valido reconocimiento sea por el guión o por la producción. 


Hace unos años fui al Museo de Arte de San Antonio y me encontré con algo diferente en sus jardines: la pieza Mi Casa/Your Casa, una instalación con hamacas rojas en modernas estructuras de acero, también rojas, que captaba la esencia de la tradición mexicana. La persona detrás de estas “hamacas”, fusionando lo tradicional con lo moderno, lo hizo de una manera memorable ¿A quién se le ocurrió tan brillante idea? 

Esa pregunta finalmente fue respondida: los ingeniosos artistas mexicanos Cadena y Héctor Esrawe… como me explicó la mujer que está sentada al frente de mí, la arquitecta que supervisó el proyecto, Mónica del Arenal, ex directora del Centro Cultural de México en San Antonio (MCISA) en el Complejo de la Cervecería Pearl, una mujer atractiva, generosa, inteligente y elegantemente vestida que acabo de conocer y con la que tomo un café. Estando en la pastelería Bakery Lorraine, por supuesto, ante nosotros también hay una deliciosa rebanada de pastel de horchata sobre la mesa que nos deja el sutil sabor de canela.

Foto: Lucero Salinas © Encanto Rojo | Locación: Confluence Park River Pavilion

Foto: Lucero Salinas © Encanto Rojo | Locación: Confluence Park River Pavilion

MÉXICO PARA TODOS

¿Cuál fue tu mayor reto cuando llegaste a tu puesto como Directora del Instituto Cultural Mexicano en San Antonio en 2016, qué necesitaba hacerse?

Cuando llegué como directora me encontré con un reto muy grande. Estábamos a punto de perder el derecho a usar el edificio donde se encuentra el Instituto, ya que había perdido vitalidad en los últimos años, así que lo primero fue negociar la firma de un nuevo contrato con la Ciudad de San Antonio hasta el año 2021, y por otro lado, dar nueva vida al Instituto a través de una programación de alta calidad, consistencia en el tiempo y sobre todo,  revitalizarlo por medio de eventos para generar un lazo más fuerte con la comunidad donde TODOS, tanto hispanos, como anglosajones y mexicoamericanos, pudieran venir a visitar. Y lo logramos.

Realizamos más de 60 proyectos:  teatro, danza, artes visuales, literatura, gastronomía, en conjunto con instituciones locales como bibliotecas, universidades, galerías y museos, así como con la oficina de Relaciones Internacionales y el Departamento de Arte y Cultura de San Antonio. Muchas personas fueron clave en la reactivación del instituto, como Mike Casey, Ellen Riojas Clark y la Asociación de Empresarios Mexicanos, primero con Roberto Espinoza y luego con Rubén Linder como presidentes.

No queríamos seguir con la etiqueta de que la cultura mexicana presentada ahí era solo para mexicanos, sino cultura de México para todos. Una de las estrategias principales fue presentar la información y hacer la difusión en español y en inglés para llegar a más visitantes potenciales y conservar al público que ya tenía años asistiendo asiduamente. Al fin de mi trabajo, pudimos constatar por medio de registros que un 50% de visitantes fueron Hispanos, y el otro 50% Anglosajones. Ese fue un logro muy grande.

NUEVA OLA DE INMIGRACIÓN

Ha emergido otro grupo de inmigrantes que salen a vivir a Estados Unidos, a San Antonio, por ejemplo, porque hay mucha violencia en sus ciudades. ¿Cómo definirías a este otro grupo de inmigrantes en Estados Unidos y cómo afecta esto a la dinámica de la ciudad?

Hay mucha diversidad de inmigrantes hispanos en Estados Unidos. La población hispana en San Antonio es muy diversa: hay profesionistas, empresarios, inversionistas, trabajadores de todo tipo de servicios, mano de obra de altísima calidad. La dinámica es diferente y compleja a la vez, por no ser una ciudad fronteriza y porque hay un núcleo de empresarios, emprendedores y creativos que dan un nuevo aliento a San Antonio, aportando talentos que se reflejan en la economía y en la cultura en su sentido más amplio.

Foto: Lucero Salinas © Encanto Rojo | Locación: Mission Road Power Plant

Foto: Lucero Salinas © Encanto Rojo | Locación: Mission Road Power Plant

TRICENTENARIO

Las renovaciones de San Antonio han sido sustanciales para la celebración del tricentenario de la ciudad. Desde tu punto de vista como arquitecta, ¿piensas que San Antonio va en camino a ser una ciudad moderna pero fiel a su historia? 

Sí, definitivamente. Creo que con los festejos del Tricentenario, la ciudad ha mostrado un gran interés por mirar hacia atrás e integrar su pasado hispano de una manera generosa y con visión de futuro. Las acciones de recuperación de sitios como San Pedro Creek, en el corazón de la ciudad, dan cuenta de esta idea de traer al presente aquello que es significativo para la ciudad, desde la toponimia hasta el valor simbólico del sitio. Otra estrategia que se está desarrollando después de muchos años de planeación es heredar a la ciudad la huella de sus 300 años a través de un programa de arte público, que se está construyendo durante este 2018.  

¿Qué significa para ti la celebración del 300 aniversario de San Antonio?

Para mí significa que nos obliga a recordar dos cosas: primero, que Coahuila y Texas eran un mismo territorio en el virreinato y que nunca se dejó de hablar español aquí. Nunca. Segundo: que precisamente el lenguaje es una de las manifestaciones más significativas de una región porque es el medio por el cual se concibe y se transmite la cultura de padres a hijos; en el caso de San Antonio, el alma de la ciudad se expresa en español. Me alegra saber que para esta ciudad ser bicultural y bilingüe son dos condiciones positivas, constructivas e incluyentes a la vez.   

¿Qué es lo que te gusta más de San Antonio y cuál es tu(s) edificio(s) favorito(s)?

El paisaje del Riverwalk, especialmente en los tramos del Distrito King William y del Mission Trail (el sendero que te lleva a las misiones); me fascina la naturaleza endémica y ver cómo cambia el paisaje en cada estación del año. Mis sitios favoritos son la Mission Road Power Plant (de CPS) y las torres que me gusta ver a diario en San Antonio son la de Pioneer Flour Mills en la Casa Guenther, la Torre de la Vida (Tower of Life) y por supuesto la Torre de las Americas (Tower of the Americas).

MUJERES

¿Piensas que San Antonio ha sido fundado y embellecido en parte por sus mujeres, fuertes ya sea de manera directa o indirecta?  

Sí, definitivamente; pienso que las mujeres han contribuido mucho al progreso de la ciudad. ¡Hay tantas!, pero te puedo dar como ejemplo en conjunto en la historia, las mujeres fundadoras de la San Antonio Conservation Society, que es una de las más antiguas y poderosas de los Estados Unidos. En la época contemporánea podemos observar que la mayoría de los líderes culturales en San Antonio son mujeres: Marise McDermott (Witte Museum), Katherine Lueber (SAMA) y muchas más: Veronique Le Melle, Sherry Dowlatshahi, Paula Owen, Patricia Ruiz Healy, Mary Heathcott, Kathy Armstrong, Anya Grokhovski, Mary Mikel Stump, Debbie Racca-Sittre, Cristina Balli, Cassandra Parker-Nowicki…

En octubre del 2017, recibes el Visionary Award – Making a Mark on the World Women’s Award llevado a cabo por la Cámara Hispana de Comercio de San Antonio ¿Por qué es tan especial para ti?

Pienso que las mujeres están abriendo camino a otras mujeres en todos los campos, especialmente tratando de ayudar a otras a llevar a cabo sus sueños, seguir sus convicciones, lograr lo que se propongan, creo que al final se trata de acompañarnos unas a otras y de tomar decisiones antes que alguien más lo haga por ti.

¿Que piensas que hay que hacer para aumentar la visibilidad de mujeres hispanas en la profesión de arquitectura en San Antonio, o en general? 

Pienso que para tener más presencia, hay que hacer más cosas, y que el éxito, reconocimiento o visibilidad, tiene que ser resultado de su trayectoria, de su esfuerzo, de nada más. Creo que no sirve de nada ser pasiva o esperar a que te inviten a participar en el mundo creativo o de los negocios, sino la visión y la preparación para lograr lo que te propongas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me gusta mucho cuando el arte se fusiona con la comunidad para provocar un resultado positivo y provocar un impacto en la sociedad. Recuerdo un evento que hicimos en 2015 en el Museo de la Ciudad en Guadalajara. Se trataba del Día Internacional de Tejer en Público y jamás esperamos que alrededor de 10 colectivos con causas tan diversas se dieran cita en los patios del museo para tejer por más de ocho horas, en una convivencia que me marcó profundamente.

Colectivo Tejército tejía prótesis mamarias con hilo de algodón, lo llamaron Tejetón… realmente era un ejército de mujeres tejedoras. Otro colectivo tejía anchas redes de rafia de metros y metros, simbolizando la extensión del contaminado Río Santiago, que para entonces ya había causado muerte y enfermedad en su entorno; otros tejían cobijitas para los recién nacidos del Hospital Civil; un grupo de jubiladas de Estados Unidos y de Canadá tejía suéteres para niños de la Ribera de Chapala; Bordamos por la Paz bordó cientos de pañuelos dedicados a los desaparecidos en México. Fue muy emotivo y productivo a la vez. Desde entonces para mí, la actividad de tejer y bordar es un símbolo de unión y generosidad como pocos.   

Foto: Lucero Salinas © Encanto Rojo Locación: Mission Road Power Plant

Foto: Lucero Salinas © Encanto Rojo Locación: Mission Road Power Plant

¿Cual edificio aquí en San Antonio sería tu sueño poder restaurar?

The Missions Power Plant en el sur de San Antonio, una generadora eléctrica que me encantaría poder restaurar y reutilizar para la cultura y el arte.

¿Cómo nació la idea de tu libro: Guadalajara/Alarifes, Catrines y Bicicleteros?

La idea nació a partir del programa Vía RecreActiva de Guadalajara, una iniciativa ciudadana que consiste en cerrar varios kilómetros de calles de Guadalajara, cada domingo de 8 AM a 2 PM, solo para ciclistas, peatones (o con medios no motorizados). El libro reúne 25 kilómetros de calles de Guadalajara y a través de los recorridos se propone un paseo por el patrimonio construido de la ciudad, donde se consideran los edificios, casas, monumentos, parques y todos aquellos sitios significativos para la ciudad.

¿Estás trabajando en algún proyecto en especial en este momento?

Ahora estoy preparando la muestra MODERN MOVEMENT IN GUADALAJARA Forty years of (almost) unknown architecture, para la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Texas en Austin, que tendrá lugar en la Mebane Gallery, en septiembre de este año.

Hoy recibí la invitación para participar en la muestra Después del Jardín, en el Hospicio Cabañas de Guadalajara, para conmemorar los 50 años de egresados de la Escuela de Arquitectura del ITESO, de donde me gradué en 1995, así que estoy considerando participar con una pieza fotográfica.

Me comentabas durante la entrevista que nunca te veías viviendo en Estados Unidos, después de haber vivido, estudiado y trabajado en europa, ¿Por qué San Antonio te hizo cambiar de idea?

Porque es una ciudad amable, tranquila, con un patrimonio histórico y natural vastísimos. Sin duda, lo que me liga más a este lugar son las personas con las que he establecido lazos afectivos y laborales que me hacen sentir parte de la comunidad y me dan la posibilidad de aportar algo en este momento que considero clave en la construcción de San Antonio.

Por una parte, la ciudad está creciendo, se está planeando al tiempo que se está llevando a cabo un proceso de “gentrificación” (o renovación de barrios urbanos) y se está reinventando en términos de arte y cultura. Esta atmósfera me atrae y me da la posibilidad de aportar algo en la ciudad de la que me enamoré desde que llegué en 2016. Y no, nunca me imaginé que me gustaría tanto vivir de este lado de la frontera: ahora especialmente lo veo como una gran oportunidad de diálogo y de trabajo creativo entre México y los Estados Unidos.

ENGLISH 

Share: